Columna "El cascabel al gato" por Pablo Allard

EL INTENDENTE Metropolitano junto al ministro de Medio Ambiente anunciaron un ambicioso Plan de Descontaminación Atmosférica para la Región Metropolitana. La meta es reducir en un 60% las emisiones en la capital, proponiendo medidas tan duras como la eliminación total de la calefacción a leña, imposición de sello verde para camiones y restricción vehicular permanente durante el invierno.

Las reacciones fueron inmediatas. Pese a que las fuentes residenciales representan cerca del 30% de las emisiones, la prohibición al uso de la leña será dificil de fiscalizar, sobre todo en zonas rurales y de escasos recursos. En cuanto a la restricción a catalíticos, todos los especialistas coincidimos en que es una medida parche y puede empeorar la situación si no se complementa con una excelente oferta de transporte público antes que la gente se compre un segundo auto.

A estas alturas, sería bueno aprender lecciones -buenas y malas- de otras ciudades. Caso emblemático es Ciudad de México. La megápolis, conocida por sus casi 20 millones de habitantes y severos problemas de contaminación, emprendió el 2007 el denominado “Plan Verde”. Impulsado por el jefe de gobierno de la ciudad, Marcelo Ebrard, se trataba de un plan a 15 años, basado en 10 acciones prioritarias: corredores de transporte y buses eléctricos; sistema de bicicletas públicas Ecobici; sustitución de microbuses y taxis por modelos más eficientes; la ampliación de Metro en cerca de 50 km.; nuevos programas de vivienda social; una nueva norma para aprovechar la energía solar; un programa de azoteas verdes; la recuperación de dos ríos urbanos; recuperación ecológica y protección de suelos para conservación; y la instalación de un sistema de administración ambiental en la ciudad.

http://voces.latercera.com/2015/07/27/pablo-allard/el-cascabel-al-gato/

Compartir